viernes, 28 de noviembre de 2014

¿Cómo es?

Es como ese…
Es como ese recuerdo que se distorsiona, porque tú lo recuerdas mejor.
Como una mano en una copa, porque no puede estar en un lugar mejor.
Como esa incesante lucha entre razón y corazón.
Entre lo que sabes y no ves, entre lo que era ayer y es hoy.

Es como esas…
Como esas ganas de darle un puñetazo en el ojo.
De recordarle lo que es tuyo, y es a la vez suyo también.
Como esas noches que no concilias el sueño,
Y que sientes que tu corazón se te va a salir del pecho.

Es como…
Como el momento en que te encuentras un antiguo compañero,
Como el que sales del metro escopeteado porque te equivocas.
Como todos lo besos que ya no te dan más,
como las ganas tremendas de escapar de algún modo.

Es como esas…
Esas frases que se alargan cada vez más, que te hacen más pesada y lenta, que te restan vida por querer pronunciarlas.
Como esa zona de confort, que te aleja cada vez más de tus sueños, que te aletarga en un lugar sombrío y seco de pasión.

Es como esos…
Esos versos que dedicas a cosas sin importancia,
y acabas matando en pensamientos sesudos que deciden que ya está,
que ya fue.

Es como esa poesía del triste
Del enfadado
Del atormentado
Del que encuentra el consuelo en una hoja en blanco.

Es como esas…
Como esas cosas que nunca entenderás, cosas, que nunca cambiarás.
Como esas cosas que pronto, pronto, me van a matar.

lunes, 22 de septiembre de 2014

La vertical

Telebasura de fondo, y el cielo oscuro me cierra los ojos por la ventana. Es domingo, y no me encuentro los domingos, pero este más en especial. Estoy congelada, y sospecho que no sólo es por el frío de ahí afuera. No estoy mojada, y eso que está lloviendo a mares en Madrid.

Y le doy vueltas, me doy vueltas en el sofá. No sé cual es la postura correcta para ser, y mucho menos para estar. Mejor escribe, he pensado entre otras cosas. Pero como últimamente, no puedo poner el foco ni en la lámpara.

Así que sí, no estoy confesando nada en concreto. Quizá es que no puedo, deletrear ni pronunciarlo en horizontal. Desde que no soy la vertical, me cuesta afrontarlo. Me cuesta fingirlo. Me cuesta la vida, así en general.

¿Te cuento un secreto? Lo que cae del cielo no son gotas.
Y menos mal que no compré el viernes tu helado favorito.

La esperanza a veces tiene cosas muy tontas, ¿sabes?
Y puede ser increíble en julio y demoledora en septiembre.

Vaya, qué cosas.

martes, 16 de septiembre de 2014

Perdemos

Perdemos, talentos, costumbres
Amigos y sueños,
Recuerdos, pasión

Perdemos, el norte y el miedo,
Los kilos, el suelo,
Sudores y amor

Perdemos los dientes, las ganas
La fiebre de antes,
Lugares y pelos

Perdemos un mundo de niños
Letras de canciones,
Personas y voces

Perdemos salud y el dinero
Montones de tickets
Palabras y honor

Raciones de hielo
Golpes en el pecho
Balas con arsénico

Hay

Montones de cielos
Donde se marchita
Lo que todos perdemos

Ay

Trozos de papeles
Escritos con nada
Con lo que perdemos

(Nos lo perdemos, nos perdemos y siempre perdemos)

miércoles, 28 de mayo de 2014

Le echabas de más

No deseches de más
Por quién no te echa de menos
De hecho, ni menos ni más
Porque nunca nada ha hecho

Llueve, y es demasiado pronto para que sea una excusa
Arrastras los pies, y hace tiempo que él no lo escucha
No puedes sonreír, porque te das cuenta de una cosa

Que le echabas de más
Y merecía mucho menos
Que tus suelas son una sinfonía
Y con la lluvia todo parece un cuento

jueves, 15 de mayo de 2014

Rozando

Me gusta morir a veces, y renacer en otros cuerpos, amanecer en otras camas, subirme otras braguetas

Me encanta soñar despierta, bailar en otra vida, girar otras esquinas, entrar en otros vagones

Rozando la otra vida, el dolor me da otra mirada, disfruto cada puñetazo, adrenalina que sube despacio

Rozando la perfección, he visto tu mirada indiscreta, lamido tus tiernas heridas, soñando contigo hoy

Eres tan frágil que quiero abrazarte
Lloras tan bien que te comería
Mientes tan mal que me enterneces
Otra oportunidad no es otra vida

Has sacado suave el látigo, mientras me estaba desperezando, lo lanzas, y ahora es tan extraño

Ya no disfruto como antes, sentirme una desgraciada, llorarte de nuevo, quejarme y caer otra vez

Me encanta que te encante, y creo que he visto la luz, ahora es una foto que me retrata

Tómate tu tiempo porque esta sonrisa de idiota no se va, y ya no sé como quitarla

Soy tan estúpida que casi me caigo
Tan ingenua que puedo matar
Tan ingrata te pido no vuelvas
Otra oportunidad no es otra vida

Ahora quiero morir, soñar, vivir otra vida

lunes, 12 de mayo de 2014

Mi versión

Hoy mis palabras son menos sordas que nunca, en la entrada número 101 de este blog. Son de esas que solo a tu eco le has dejado escuchar.
Hoy las palabras resuenan marchitas en la cabeza, como antes. Son el reflejo de la más plena alegría, y del más profundo desengaño.
Son palabras que nunca pronunciaré, porque nunca nadie me ha preguntado. Palabras que en otra boca son una historia diferente a la que es.
Hoy mis palabras son mi versión, un cuento que aquí no está escrito, y que no tengo la necesidad de escribir aunque me convendría hacerlo.
Mis cicatrices tienen mucho que contar desde que era una niña, y claro, ellas no pueden hablar, aunque dicen muchas cosas.

Me refiero a un momento, eso lo permito, el día de mi graduación hace unos días.
Todos tan elegantes, y galantes, fieles y acordes a la propiedad del día.
Y me permitiréis que no escriba lo que sentí, porque lo siento, no existen palabras para describir la sensación.
Solo sé que empecé a trazar un círculo, hace algunos años, y siento que ahora redonda es la perfección.

Y como en una foto de revista, he pintado cuernos y colmillos a mis peores pesadillas.
Con el mismo rotulador he subrayado lo importante, y me he trazado una sonrisa.
Porque sé que las palabras, aunque sordas, tienen tanta fuerza
Que todo se pondrá en su lugar algún día por una pregunta indiscreta.

Algunas cosas que saco en claro, aunque no en alto:
Quien no contrasta informaciones, te ha dicho un profesor que es mal periodista.
Quien no se alegra por tus alegrías, te digo yo, una mindungui, que es mal amigo.
Y quien tenga odio en su corazón, apártalo de tu camino.

Un último consejo: a palabras necias, palabras sordas.
(No te imaginas lo fuerte que te vas a hacer si lo sigues)




viernes, 18 de abril de 2014

Esta mañana tibia

Cerrar los ojos, escuchar cientos de pájaros piar
El sol en tus piernas, alguien que las quiere acariciar
El mundo más lento, los papeles esperan en el cuarto
Pesa menos todo, un agradable dolor, puedes soportarlo

Llegará la hora de despedirse...
Llegará la hora de marchar...

Las palmeras bailan, dibujan figuras en tu tripa
El agua se queja, le gustaría estar más tranquila
Un niño que hace lo suyo, ser travieso y muy pesado
Desde la cocina llega, ese olor a pollo asado

Querrás seguir adelante...
Querrás dejar cosas atrás....

Salta esa canción, que te recuerda tus pecados
El ruido de un motor, tu mente que ya ha arrancado
Un avión en el techo, y ya estás viendo el futuro
Un pintalabios melocotón, te sonríe tu pasado

Tendrás que levantarte...
Tendrás que despertar...

De este paréntesis bonito, de este ahora que no sois tu ni él
De esta mañana tibia, que te ha abierto los ojos sin querer

lunes, 31 de marzo de 2014

Abrazos

Respira hondo, hazlo una vez más
Deja que las pulsaciones bajen
Deja que las lágrimas caigan
Otro día más

Respira hondo, respira un poco más
Deja que los flashes se vayan
Déjalo que se te va a olvidar
Otra noche más

Cierra los ojos, cierra todo ya
Deja que el cansancio te inunde
Deja a tu cerebro viajar
Otra vez más

Abre las puertas al otro mundo
Vuelve a tu guarida de amor
Las sábanas te abrazan fuerte
Y ellas siempre lo harán

viernes, 28 de marzo de 2014

Melenas

Suenan violines mientras me miro los pies
Melenas perfectas que al viento son de Beyoncé
Ver desde el cristal la vida en movimiento
Puesta la pausa quieres ser parte del paisaje

Hablo y hablo, pero aquí dentro nadie escucha
Asienten y sonríen, y en lo importante giran la cara
Si estoy pidiendo ayuda, si ahora hablo de ti
No te importa una mierda, porque tu tren pasa en 2 min

Yo me quedo esperando, en este andén silencioso
Mis sueños no caben en un vagón, menos las desilusiones
Con el vaho pegado al vidrio he dibujado el futuro
Y con la yema de dos dedos me voy consolidando el alma

Suenan violines mientras me miro los pies
Melenas perfectas que al viento son de Beyoncé
Ver desde el cristal la vida en movimiento
Puesta la pausa quieres ser parte del paisaje

Ya me he cansado de asentir, de reírte las gracias
Cuando pasan esas cosas, parecen de película
Las palomitas me han dejado la boca tan seca...
Me apetece cambiar de género, dar la vuelta a la tortilla

Hablo desde la rabia, desde la pura impotencia
Escribo con migas la historia de una hormiga
No brillo en la oscuridad, no tengo un sexy body
Pero sé que ahí afuera tendré una cabeza amueblada

Suenan violines mientras me miro los pies
Melenas perfectas que al viento son de Beyoncé
Ver desde el cristal la vida en movimiento
Puesta la pausa quieres ser parte del paisaje

Ojalá te vaya bonito, ojalá te esfuerces como hasta hoy
Porque cuando tu tren se haya ido aquí seguiré yo
Igual ya está montado el AVE, de Valencia a Barcelona
Y luego una nave espacial me impulsará hasta el último hoyo

Lloran los violines mientras me miro el corazón
Melena perfecta, despeinada como nadie
Ver desde el cristal como duerme la estación
Cierro los ojos para ver mi paisaje interior

miércoles, 12 de marzo de 2014

Merecer

Buscaba pastillas en el cajón, cuando tenía una guitarra en el armario

Esperaba paciente sus buenas noches, cuando otros pensaban en ella

Soñaba con cosas bonitas, cuando en realidad podía hacer cosas grandes

Caminó tanto tiempo hacia el metro, cuando podrían haberla acercado en carroza

Y nunca recibió flores, cuando había ramos marchitándose en otro calendario

Una vez más se equivocó, al intentar arreglarlo todo 

Desastre y normalidad
Normalidad y soledad

A veces escucha a sus sábanas, algo le quieren decir
Ellas que la conocen tanto, y hace tanto que no la ven reír

Quizá sólo unos acordes
Quizá sólo un cigarrillo

Para volver a ese tiempo, a ese que está tan perdido
En que creías en todo lo que serías, y no eras ni la mitad de lo que eres

Merecer, que puto verbo
Que sólo se revelará en cientos de meses

"Me llora el cielo" si un puente se hunde ante mis ojos
Tiene que ser eso, tiene que ser el poder y no el querer 

Cuéntame que es lo que te puede y qué puedo hacer por ti
Porque no me sobra el tiempo, porque ya no quieres vivirlo así 

Quizá no queda esperar nada, cuando ya casi llega el ocaso

Mejor me duermo hoy y ya veremos cuanto dura la siesta mañana 





jueves, 16 de enero de 2014

Zorra

Hoy me he levantado con ganas de ser una zorra
Y poder dejar de llorar, y de pronto, ya nada importa

Una zorra con abrigo de doble capa
Ir por el mundo caliente, quitármelo, y que pase lo que pasa

Ser valiente, ser astuta, ser una falsa
No veo lo malo, no veo por qué Grijelmo se quejaba

Hoy voy a intentar con todas mis fuerzas ser una zorra
Hoy es el día que tengo que hacerlo, a ver qué pasa

La mayoría de chicas lo son, hablemos sin tapujos,
y van siempre con una sonrisa en la cara

Hoy te huelo y sé morderte, pero no volveré a lamerte
a tus heridas que les jodan...

Porque hoy, por hoy voy a ser una zorra


domingo, 5 de enero de 2014

¿Verdad?

Has tenido pesadillas últimamente...¿Verdad?
Has soñado todo eso que temes, quizá 
Un día se te hace como un año, ¿te pasa?
¿Y el problema es tuyo, o es del mundo?

Anoche soñé con un tigre: era negro, atlético y feroz.
Nos perseguía a mi y a él, pero nos separamos, y me siguió a mi.
Él se acercó para protegerme y el animal no le hizo nada, me rugía a mi.
Era mi olor que despertaba su hambre insaciable de destrucción.
Llegamos hasta el río, dije mis últimas palabras desesperadas, y el tigre se marchó.
La verdad los hizo libres.

Has tenido pesadillas últimamente...¿Verdad?
Has soñado todo eso que temes, quizá 
Un día se te hace como un año, ¿te pasa?
¿Y el problema es tuyo, o es del mundo?

La pasada semana soñé con un caminante, rojo por el sol.
Llevaba una mochila y sus zapatillas desprendían el polvo del suelo.
Dejaba su rastro, y ella iba detrás.
Cuando quería desviarse e ir sólo, andaba más rápido y soltaba una polvareda.
Al rato a paso lento, y se volvían a encontrar.
Un día ella cansada dejó de caminar, y observó perpleja, que él no miraba atrás.
La verdad los hizo libres.

Has tenido pesadillas últimamente...¿Verdad?
Has soñado todo eso que temes, quizá 
Un día se te hace como un año, ¿te pasa?
¿Y el problema es tuyo, o es del mundo?

Anoche desperté empapado, me costaba respirar.
Estaba al principio en un baño público, silencioso como un manantial.
Sólo las gotas de agua, que caían de forma regular.
Más abrí la primera puerta, y un corazón sangrando pude encontrar.
En la segunda, cuatro ojos perplejos me miraron desde la taza.
Y la tercera un cartel que decía: tire de la cadena. Yo me fui por ella.
La libertad hace la mentira de verdad.

Has tenido pesadillas últimamente...¿Verdad?
Has soñado todo eso que temes, quizá 
Un día se te hace como un año, ¿te pasa?
¿Y el problema es tuyo, o es del mundo?

Siempre me dices lo mismo... ¿Es mío el problema o es del mundo?

Todos tenéis problemas. Aquí vienen a tener pesadillas tú y el mundo. Para eso estoy aquí, y te hago mirar muy profundo donde ni un mundo entero querría mirar: soy lo que te hace libre, no lo olvides jamás. Vuelve a tu mentira, y no vuelvas nunca a preguntar.