sábado, 25 de mayo de 2013

Nave espacial de buenas noches

10 palabras.
Puede que 25.
La extensión de un diálogo físico. Con extraños que aparecen en las tablas, que son números, que son nombres. Que aún, por el momento, no son nada.
1315 golpes en mi pantalla de iPhone. No estoy segura de si tantos o tan pocos - tampoco lo puedo estar de nada - componen los párrafos del guión de hoy.

Finales de mayo, y llega el momento de quitarse el sayo. 
De quitarse de miedos, de indecisiones.
Los retos se convierten en yugos que un alma libre tiene el compromiso de retirar.
Lleva tiempo queriendo volar, la verdad.
"Estas alas están hechas para..."
Pero sólo sabe, que no sabe nada.

Nunca es suficiente. Nunca, parece que acierte. El mundo le ha echado insecticida y ahora vuela atontada hacia ninguna parte. "A cualquier otra parte".
Ahí es donde se ha marchado todo lo que podía importar, y sólo queda hacerse la tonta y caminar con las sospechas de lo que no será.
Hasta poder ser más fuerte. 
Y entonces, entonces poder volar.
El avión no será suficiente, mínimo, se agenciará una nave espacial.
Las mujeres son de Venus, dicen, "que dicen que anuncian que existe".
Pero sólo existe aquello que percibimos, más lo que no, aunque exista incluso mucho más de lo que hay.
Pero sólo sé, que no sé nada.

Hay cosas, como la cantidad de pensamientos que pasan hoy por mi cabeza, que con números no los puedo contar. Y con palabras sordas menos.
Ni yo ni tu. "Ni siempre ni nunca".
Hay gente que no cabe en algunas canciones, pero no importa, porque nunca me dejas cantar.
Lo mío va más de entonar las letras, también las pequeñas, aunque sospecho que nunca las leíste. Supongo, también, que debería haberlas escrito más fuerte.
Sole no estaría aquí, contándome la única cosa que es evidente:
Que hoy te das cuenta que ayer no me diste las buenas noches.
"Someday you gonna be the only one"
Every... Diría yo Hayley.
Los llaman mocosos porque te hacen llorar. Luego sonarte. Y darte cuenta de que puedes respirar.

Al final, parece que sé más cosas que nada. Las palabras sordas me han vuelto a salvar.

Buenas noches señorita Celada, mañana tendrá usted más. 




miércoles, 22 de mayo de 2013

Ring Don Crash


Prisas, crisis
Hoy no puedo ni reírme
porque el mundo gira,
porque oigo el RING RING

De mi despertador
De mi teléfono
De todas esas cosas que no paran de gritarme
El wats app sin parar
El metro va a llegar
Y entre otras otras cosas veo un anuncio de Bahamas...

Luego me dicen, que me pierdo por ahí
En un sitio, paralelo del que no se salir
Y es normal, todo va normal...
¡MAL MAL MAL MAL!

No cojo el ascensor
Hoy corre un campeón
De todas las batallas de que no puede librarse
Le pesa el cabezón
Cada vez ve peor
Está ciego de cosas que vería a lo lejos... Si no fuera por.

Luego me dicen, que no dejo de dormir
Vivo en un sitio, paralelo, obligada a salir
Por culpa del DIN, por culpa del
¡DON DON DON DON!

Don Miguel, profesor
Me pone un tema más
Son todas esas cosas que me dejan derrotada
Yo me he metido aquí,
Sé por dónde salir
¿Me vendes esas cosas o nos vamos a Bahamas? Por cierto...

Siempre marean, Marta muerdes cada día un poco más
Ya estoy mayor, me he perdido mucho en esta espiral
Y no es por nada, pero es por todo...

Serán las prisas, la crisis
Hoy no puedo ni reírme
porque el mundo gira,
porque oigo el crash crash

Mi tiempo dice
"me parto por la mitad"

FI-NAL.
Ring Don Crash