domingo, 20 de diciembre de 2009

Sin Más

Un suspiro sale de mi boca, húmedo y caliente, directo hacia tus labios.
Lucho contra tu mirada y mi voluntad resignada, sometida, contrariada
Rozando la irrealidad de un momento sincero, casi imperturbable.

Y la multitud, el ruido, el tiempo, todo gira al ritmo de tu corazón
Y mis manos, mi mente, mi lengua irremediablemente en el compás
Sin más.