jueves, 16 de enero de 2014

Zorra

Hoy me he levantado con ganas de ser una zorra
Y poder dejar de llorar, y de pronto, ya nada importa

Una zorra con abrigo de doble capa
Ir por el mundo caliente, quitármelo, y que pase lo que pasa

Ser valiente, ser astuta, ser una falsa
No veo lo malo, no veo por qué Grijelmo se quejaba

Hoy voy a intentar con todas mis fuerzas ser una zorra
Hoy es el día que tengo que hacerlo, a ver qué pasa

La mayoría de chicas lo son, hablemos sin tapujos,
y van siempre con una sonrisa en la cara

Hoy te huelo y sé morderte, pero no volveré a lamerte
a tus heridas que les jodan...

Porque hoy, por hoy voy a ser una zorra


domingo, 5 de enero de 2014

¿Verdad?

Has tenido pesadillas últimamente...¿Verdad?
Has soñado todo eso que temes, quizá 
Un día se te hace como un año, ¿te pasa?
¿Y el problema es tuyo, o es del mundo?

Anoche soñé con un tigre: era negro, atlético y feroz.
Nos perseguía a mi y a él, pero nos separamos, y me siguió a mi.
Él se acercó para protegerme y el animal no le hizo nada, me rugía a mi.
Era mi olor que despertaba su hambre insaciable de destrucción.
Llegamos hasta el río, dije mis últimas palabras desesperadas, y el tigre se marchó.
La verdad los hizo libres.

Has tenido pesadillas últimamente...¿Verdad?
Has soñado todo eso que temes, quizá 
Un día se te hace como un año, ¿te pasa?
¿Y el problema es tuyo, o es del mundo?

La pasada semana soñé con un caminante, rojo por el sol.
Llevaba una mochila y sus zapatillas desprendían el polvo del suelo.
Dejaba su rastro, y ella iba detrás.
Cuando quería desviarse e ir sólo, andaba más rápido y soltaba una polvareda.
Al rato a paso lento, y se volvían a encontrar.
Un día ella cansada dejó de caminar, y observó perpleja, que él no miraba atrás.
La verdad los hizo libres.

Has tenido pesadillas últimamente...¿Verdad?
Has soñado todo eso que temes, quizá 
Un día se te hace como un año, ¿te pasa?
¿Y el problema es tuyo, o es del mundo?

Anoche desperté empapado, me costaba respirar.
Estaba al principio en un baño público, silencioso como un manantial.
Sólo las gotas de agua, que caían de forma regular.
Más abrí la primera puerta, y un corazón sangrando pude encontrar.
En la segunda, cuatro ojos perplejos me miraron desde la taza.
Y la tercera un cartel que decía: tire de la cadena. Yo me fui por ella.
La libertad hace la mentira de verdad.

Has tenido pesadillas últimamente...¿Verdad?
Has soñado todo eso que temes, quizá 
Un día se te hace como un año, ¿te pasa?
¿Y el problema es tuyo, o es del mundo?

Siempre me dices lo mismo... ¿Es mío el problema o es del mundo?

Todos tenéis problemas. Aquí vienen a tener pesadillas tú y el mundo. Para eso estoy aquí, y te hago mirar muy profundo donde ni un mundo entero querría mirar: soy lo que te hace libre, no lo olvides jamás. Vuelve a tu mentira, y no vuelvas nunca a preguntar.