viernes, 28 de noviembre de 2014

¿Cómo es?

Es como ese…
Es como ese recuerdo que se distorsiona, porque tú lo recuerdas mejor.
Como una mano en una copa, porque no puede estar en un lugar mejor.
Como esa incesante lucha entre razón y corazón.
Entre lo que sabes y no ves, entre lo que era ayer y es hoy.

Es como esas…
Como esas ganas de darle un puñetazo en el ojo.
De recordarle lo que es tuyo, y es a la vez suyo también.
Como esas noches que no concilias el sueño,
Y que sientes que tu corazón se te va a salir del pecho.

Es como…
Como el momento en que te encuentras un antiguo compañero,
Como el que sales del metro escopeteado porque te equivocas.
Como todos lo besos que ya no te dan más,
como las ganas tremendas de escapar de algún modo.

Es como esas…
Esas frases que se alargan cada vez más, que te hacen más pesada y lenta, que te restan vida por querer pronunciarlas.
Como esa zona de confort, que te aleja cada vez más de tus sueños, que te aletarga en un lugar sombrío y seco de pasión.

Es como esos…
Esos versos que dedicas a cosas sin importancia,
y acabas matando en pensamientos sesudos que deciden que ya está,
que ya fue.

Es como esa poesía del triste
Del enfadado
Del atormentado
Del que encuentra el consuelo en una hoja en blanco.

Es como esas…
Como esas cosas que nunca entenderás, cosas, que nunca cambiarás.
Como esas cosas que pronto, pronto, me van a matar.