lunes, 20 de septiembre de 2010

Hoy huele a mar

Hoy huele a mar,
El olor del recuerdo y del pausado latido
Las ráfagas de brisa llegan para recordarme
Que ahora soy porque antes había sido

Y que siempre, pisándome los talones
Páginas del ayer vuelven a mi vida
Recordándome, que ni el corrosivo tiempo
Consigue curar las heridas

Porque un recuerdo es eternidad
Y la eternidad sigue existiendo
Y no es etérea ni imprecisa
Las fotos son testigo de ello

No puedes huir despavorido,
ni escapar corriendo del pasado
Alguien lo grapó en tu espalda
Aquel día que estabas despistado

Y es entonces cuando te das cuenta
Que como una pequeña larva has cambiado
La metamorfosis hace que olvides
Momentáneamente tu antiguo estado.