miércoles, 21 de marzo de 2012

Creo que he olvidado tu voz

Estaba yo sentada, en una noche de tantas
Mirando las estrellitas de la pared de mi cuarto
Sonada por tonterías, sonada por el espanto
Hasta que de repente, me he teletrasportado

La misma calle de entonces, la música de fondo
Mi impaciencia ya asomaba, solo tu lo conseguías
Las manitas tan tan frías, era el frío de noviembre
¡Madre qué cosas tenías! Llegar tarde era tu fuerte

No creía al conocerte, que todo conocería
Ignoraba que el impacto tenía tal onda expansiva
Pero tú ahí me tenías, esperando impaciente
Para verte, para verte…

Te acercaste poco a poco, pantaloncitos caídos
La sonrisa de diablo y la mirada tan de ángel
Daba vértigo mirarte, daba vértigo acercarse
Admiraba el paisaje, esperaba el primer beso (de la tarde)

No creía al conocerte, que todo conocería
Ignoraba que el impacto tenía tal onda expansiva
Pero tú ahí me tenías, esperando impaciente
Para verte, para verte…

Te parabas frente a mi, me mirabas tan así
Te reías tiernamente, tenía ganas de comerte
Te abrazaba y te cogía como si no fuese a soltarte
Y tu olías mi pelo, cuatro luceros por ojos (frente a frente)

Y tus labios se movieron para decirme ‘Hola’
Pero solo se escuchaba… el eco del bar
Y tus labios se movieron para decirme ‘Guapa’
Pero yo no oigo nada… que miedo me da

Creo que he olvidado tu voz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario