martes, 6 de diciembre de 2011

intentos ahogados

Pero ha llegado el momento de tomar soluciones drásticas. Ni siquiera voy a mojarme en el mar, voy a bebérmelo. Puede que me ahogue en el intento, pero... ¿Por qué tener unas gotas pudiendo tener el oceano?

No hay comentarios:

Publicar un comentario